Síndrome de Burnout

16 de sep. de 2022

La palabra burnout tiene origen anglosajón. La traducción al español más aceptada es «síndrome de estar quemado» pero también se le conoce como «quemazón profesional, hastío profesional o síndrome del carbonizado». Es un padecimiento que se presenta cuando una persona no tiene la capacidad mental para afrontar las presiones prolongadas de estrés relacionadas al trabajo, sin embargo, esto no quita la seriedad que puede llegar a tener en la sociedad ya que es una enfermedad que recién fue reconocida y ratificada por la Organización Mundial de la Salud en la revisión numero 11 de la CIE [1]. Según la O.M.S., este síndrome:

«es un estrés crónico en el lugar de trabajo que no se ha manejado con éxito. Se caracteriza por la falta de energía o agotamiento, sentimientos negativos o cínicos con respecto al trabajo y sensación de ineficacia y falta de realización. Este síndrome se refiere solo a fenómenos del contexto laboral y no debe aplicarse a experiencias en otras áreas de la vida.»

La fatiga por estrés laboral en México

La CIE-11 fue publicada en el año 2019 pero entró en vigor el 1 de enero del 2022 por lo que todos los países que pertenezcan a la Organización Mundial de la Salud deben reconocer este síndrome como una enfermedad en su legislación. Actualmente México no ha actualizado la tabla de enfermedades [2] por lo tanto no la reconoce, sin embargo, existe una norma oficial mexicana  emitida por la Secretaria del Trabajo y Previsión Social llamada NOM-035 [3] cuyo campo de aplicación rige en todo el país y aplica en todos los centros de trabajo, ya sean publicos o privados. Esta norma es una regulación preventiva de los trastornos mentales que pueden ser catalogados en la CIE-11 que son provocadas por las condiciones que los trabajadores enfrentan en sus centros laborales, tal es el caso que es de cumplimiento obligatorio y tiene diferentes niveles dependiendo del tamaño del lugar de trabajo [4]:

1.    Centros de trabajo donde laboran hasta 15 trabajadores

2.    Centros de trabajo donde laboran entre 16 y 50 trabajadores

3.    Centros de trabajo donde laboran más de 50 trabajadores

Cada nivel tendrá diferentes responsabilidades para el cumplimiento de esta norma, por ejemplo, para el nivel 3 se les exige adoptar medidas preventivas y evaluaciones psicológicas a los trabajadores que puedan experimentar algunos factores de riesgo psicosocial causadas por el entorno laboral, pero en el nivel 1 los centros de trabajo solo tienen que adoptar las medidas preventivas pues están exentos de hacer las evaluaciones.

La aplicación de esta norma ayuda a identificar los factores psicosociales que generan burnout en los centros de trabajo, pero por sí sola no es una respuesta para acabar de raíz con este problema. Esto se puede traducir como conocer las maneras en las que se puede contraer una enfermedad, pero no tener ningún conocimiento sobre la cura.

A pesar de esto, la NOM-035 es el primer paso en México para combatir el burnout de manera general en todos los centros de trabajo del país, ya que se cuenta con antecedentes que atacan este problema de manera más específica dedicada a un sector, como lo fue el desgaste obrero en México [5] que se refería a que los trabajadores estaban expuestos a un riesgo eléctrico que hace referencia  a condiciones de trabajo peligrosas y estresantes que mermaban la calidad de vida de los trabajadores, por lo que el sindicato de los trabajadores tuvo que negociar la inclusión de una cláusula llamada «Clausula de riesgo eléctrico», el cual es considerado uno de los logros sindicales más importantes en la historia del país pues por primera vez tuvo reconocimiento formal de estos factores.

Históricamente también se llegó a contar con el primer guía de factores psicosociales en el ambiente de trabajo publicada por el IMSS [6],  pero que en este último caso no logró consolidarse en su época. Sin embargo, actualmente el Instituto Mexicano del Seguro Social reconoce el burnout como un trastorno de la salud mental derivados del estrés laboral [7] y proporciona a su personal de salud y al publico en general un curso para identificar las herramientas de detección, tratamiento y prevención de este padecimiento.